Los ayuntamientos ante la reclamación por fractura