la primera operación de tráfico a 110 km/hora suma 37 muertes

la primera operación de tráfico a 110 km/hora suma 37 muertes

Un total de 37 personas han perdido la vida en las carreteras españolas desde que se inició la operación especial de tráfico con motivo de la Semana Santa, en la que la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé un total de 14,4 millones de desplazamientos. Las 37 personas murieron en los 43 accidentes mortales contabilizados entre las 15.00 horas del viernes 15 y la medianoche de ayer domingo, en los que además se han registrado 15 heridos graves y 26 de carácter leve. Faltan aún muchas horas de carretera para miles de españoles, dado que la operación no se cierra hasta hoy a las doce de la noche.

Son muchas las víctimas, pero con todo se han producido seis muertes menos que en el mismo periodo del año anterior. La operación Semana Santa global del año pasado, es decir, incluidos los accidentes que puedan producirse hoy, acabó en 2010 con 44 muertos en 41 accidentes.

Los españoles comenzaron a volver poco a poco a casa el sábado y acabarán de hacerlo hoy, que es festivo en varias comunidades, como Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja.

Con todo, a lo largo de la tarde de ayer el tráfico se complicó en las principales carreteras españolas, que sufrieron retenciones, sobre todo en los accesos a la capital. Los mayores problemas se registraron en las entradas a Madrid y en sus provincias limítrofes. Sobre las siete de la tarde, las mayores caravanas estaban en la A-4, a la altura de Despeñaperros (Jaén). También hubo problemas en la A-6, a la altura de Benavente (Zamora), a causa de un accidente; y en las localidades vallisoletanas de Mota del Marqués, Tordesillas y Ataquines.

La carreteras de Toledo y Burgos también sufrieron complicaciones, agravadas por las tormentas que descargaron, en el caso de la segunda, entre Lerma y Aranda. Él tráfico discurrió con lentitud en la A-3 a la altura de Cuenca y en la A-5, de Oropesa a Talavera. Las retenciones en la A-2 fueron mayores entre Calatayud y Zaragoza por obras en la calzada, aunque los estrechamientos o desvíos por trabajos han estado presentes en casi todas las carreteras. El Ministerio de Fomento intentó minimizar el impacto negativo de las obras ordenando su paralización y, en el caso de las autovías, la retirada de los desvíos, siempre que fuera posible.

La actual campaña especial ha contado con un despliegue de más de 600 funcionarios y personal técnico especializado en los Centros de Gestión de Tráfico; unos 10.000 agentes de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *