Las 16 familias de Santa Coloma de Gramenet que perdieron su piso en la explosión de gas ocurrida en 2006 recibieron a finales del año pasado las llaves de sus nuevas viviendas.

Las 16 familias de Santa Coloma de Gramenet que perdieron su piso en la explosión de gas ocurrida en 2006 recibieron a finales del año pasado las llaves de sus nuevas viviendas.

Las 16 familias de Santa Coloma de Gramenet que perdieron su piso en la explosión de gas ocurrida en 2006 recibieron a finales del año pasado las llaves de sus nuevas viviendas. El portavoz vecinal, Ángel Moratilla, avisa que con la vuelta a casa sólo han cicatrizado una de las heridas que quedaba abiertas del accidente en el que murió una vecina y un operario de gas. Aún falta que se celebre el juicio en el que se habrán de depurar responsabilidades y -esperan los afectados- fijar qué indemnizaciones cobraran para, con ellas, sufragar la construcción del bloque de pisos. Otros afectados como la familia de Mario Falcón, operario de gas que perdió masa encefálica en el accidente, esperan ansiosos la indemnización para poder mejorar su calidad de vida y poder afrontar los costes de tener a una persona en estado vegetal en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *